martes, 24 de noviembre de 2015

LOS CINCO SENTIDOS: EL OLFATO

¡Y seguimos investigando sobre los sentidos! En esta ocasión, hemos aprendido muchas cosas sobre EL SENTIDO DEL OLFATO.

Este sentido se encarga de detectar y procesar los olores. El órgano del sentido del olfato es la NARIZ y gracias a él podemos oler las cosas que nos rodean.


En la nariz encontramos las FOSAS NASALES, las cuales están separadas por un tabique. Cuando respiramos, el aire con los olores (partículas invisibles que flotan en el aire) entra por las fosas nasales y llega hasta la PITUITARIA, membrana formada por células que reconoce los olores. Esta información pasa al NERVIO OLFATIVO, por donde viajará hasta el CEREBRO.

De esta manera podemos identificar muchos y diferentes olores.

¿Sabes qué? En realidad, conocemos el sabor de lo que comemos gracias al olfato, ya que la lengua solo reconoce el dulce, el salado, el ácido y el amargo.

Además, el interior de la nariz comunica con la boca, por eso sigues oliendo la comida mientras la tragas.



Cuando estamos resfriados, no olemos nada o casi nada debido a que nuestra nariz genera más mocos y éstos no nos permiten captar bien los olores, también por eso notamos que las cosas tampoco nos saben a mucho.



Es muy importante poder reconocer los olores: si olemos el gas o huele a quemado, sabemos que hay peligro; si el pescado no sabe bien, sabemos que está podrido y no lo comemos...



Los olores son más fuertes cuando hace calor. Huele un helado recién salido del congelador. ¿Puedes adivinar su sabor?



Los olores también nos pueden recordar a gente que queremos o traernos recuerdos.


Vamos a hacer un juego: mirando estas imágenes ¿sabrías decir qué huele bien y qué huele mal?



Para terminar te presento a un oso cantarín que tiene muy buen olfato:



No hay comentarios: