miércoles, 3 de febrero de 2016

LA TRISTEZA

Durante todo el curso trabajamos distintas emociones. En nuestra etapa las emociones forman parte de nuestro día a día y, lo normal, es que nos acompañen a lo largo de toda nuestra vida.  Por ello, tenemos que conocerlas y saber reconocerlas para poder responder cuando aparezcan y se hacen sentir pues las emociones surgen sin avisar y  nuestras respuestas son muy distintas a medida que comprendemos lo que nos pasa.


En esta unidad trabajamos la TRISTEZA. Nos ponemos TRISTES en muchas ocasiones y, como ya somos mayores, sabemos reconocer situaciones diversas que nos hacen sentir esta emoción.


Cuando aparece, nuestro corazón se tiñe de azul, las lágrimas se asoman y cuesta hasta respirar. Nos pone triste:

- Que nuestros papás o mamás se vayan.
- Que no nos quieran los amigos.
- Hacernos daño.
- Perdernos.
- Equivocarnos al hacer las cosas.
- Ponernos malitos.
- Que no jueguen con nosotros.
- Que no nos inviten a los cumpleaños.
- Que se acaben los atardeceres.
...

Hemos intentado representar en murales aquello que nos pone triste, lo hemos compartido con nuestros amigos y amigas. Nos damos cuenta de que todos hemos estado tristes alguna vez.


Y, ¿sabéis qué? Que dialogar y verbalizar lo que nos entristece nos ha servido mucho. Juntos hemos descubierto también lo que nos ayuda a superar la tristeza: el cariño, la ternura, la compañía, la cercanía, los gestos bonitos, los papás y mamás, los amigos y amigas, los días bonitos...  No es malo sentir TRISTEZA porque sentir no es malo, nosotros ya lo sabemos y estamos preparados para contároslo.





No hay comentarios: