viernes, 29 de mayo de 2015

EXCURSIÓN DE FIN DE CURSO

Parece mentira pero comenzamos la cuenta atrás: TIC-TAC-TIC-TAC...; se acerca el final de curso  y no podemos comenzarla de mejor que con nuestra tradicional excursión de fin de curso de INFANTIL.


Como es costumbre, todos los niños y niñas de infantil nos reunimos en la campa de Loredo para comer y disfrutar de un momento de encuentro. Todos fuimos protagonistas y testigos de la alegría, la ilusión, la diversión, ... y todas las emociones  que despiertan estos dulces momentos.


Pero, antes de ese encuentro, cada nivel hizo una actividad. ¿Queráis saber qué hicimos nosotros? Pues la respuesta es fácil: ¡PASARLO FENOMENAL!!! Y, como una imagen vale más que mil palabras queremos compartir con vosotros nuestro día en la PLAYA:









¡QUÉ DIVERSIÓN!



VISITA A LA POLICÍA

Teníamos pendiente contaros nuestra salida a la Policía. Todo empezó cuando uno de nuestros papás nos propuso y  facilitó una visita a las instalaciones de la Policía de Santander para ver cómo utilizan los medios de comunicación para realizar su trabajo. Y, claro, no dudamos en acudir.



Tras un breve viaje en autobús, llegamos a nuestro destino.

 

 Allí, todos nos recibieron con los brazos abiertos y mucho que enseñarnos. 
Comenzamos nuestra aventura en la sala de comunicaciones de la Policía. Allí trabajaban un gran número de personas, era una sala grande con muchísimos ordenadores y teléfonos, donde la Policía no paraba de solucionar todo tipo de situaciones con el fin de ayudar, proteger y cuidar a los ciudadanos.

Después, pudimos ver y subir a un auténtico coche de Policía. ¡Hasta sonó la sirena!


Finalmente, nos llevaron a visitar a los perros que les ayudan en sus labores. Son perros entrenados para llevar a cabo tareas de rescate, de búsqueda de explosivos...; en definitiva, son perros increíbles. 

Pudimos ver las PERRERAS donde duermen los perros, les cuidan y en cuyas paredes se pueden leer los nombres de todos los perros que han trabajado con la Policía:




 También disfrutamos de una EXHIBICIÓN en la que los perros entrenados llevaban distintas marchas, hacían saltos variados y superaron distintas pruebas. Alguno de nuestros compañeros hasta pudieron participar con ellos en la prueba.




 




Sin duda, ¡LO HEMOS PASADO FENOMENAL!




¡UN MILLÓN DE GRACIAS POR TODO!

jueves, 28 de mayo de 2015

BYE, BYE DEAR TEACHER...

Como esta semana estamos de despedidas, hoy nos toca hacer lo propio con nuestra lectora, our dear teacher Samantha. Y sólo podemos darle las gracias por todo lo que nos ha enseñado, cuidado y atendido durante estos meses. Ha sido un regalo contar contigo y te deseamos mucha suerte. Esperamos verte pronto y te deseamos lo mejor. Con todo nuestro afecto, te decimos:







BYE, BYE !!!

martes, 26 de mayo de 2015

TODOS JUNTOS EN PSICOMOTRICIDAD

La semana pasada decidimos innovar en las sesiones de psicomotricidad y nos mezclamos las tres clases. Además, nuestro amigo Rufino vino a acompañarnos y a ayudarnos. La propuesta parecía muy divertida pero superó todas nuestras expectativas pues de pronto tuvimos una sorpresa en nuestro aula...¡qué maravilla! ¿Os apetece saber qué ocurrió?


Comenzamos la sesión recordando las normas del aula de psicomotricidad: no hacer daño a los compañeros, no destruir lo que otros construyen y coger sólo el material permitido. Conocidas las consignas, a jugar cada uno a su manera:


¡Uno, dos, tres a jugar! Y así comenzamos la segunda parte de esta sesión. Juntos investigamos, construimos, nos escondemos, nos convertimos en personajes de lo más diversos, inventamos lugares, inventamos columpios y divertimentos, construimos casitas, nos guarecemos... Sencillamente, fantástico.





Para terminar, hacemos una recogida sobre cómo nos sentimos y representamos lo vivido:


AULA ABIERTA: NUESTRA FAMILIA VIAJERA

Hace unas semanas, uno de nuestros compañeros se marchó con su aventurera familia a descubrir el norte de AMÉRICA. Sin duda, esta familia es muy valiente pues sólo los valientes realizan viajes a lugares lejanos tan apasionantes. Fue un viaje largo pero valió la pena pues pudieron  encontrarse con parte de su familia que vive en BOSTON hace mucho tiempo. Y entre tanta diversión se acordaron de nosotros y quisieron compartir su vivencia con la clase. ¡Vaya suerte, eso es que nuestro amigo bien nos quiere!


Primero, en un mapa nos presentaron el recorrido seguido por su avión. Como nuestro compi ya pasa a Primaria, nos contaron que se portó fenomenal. ¡Qué orgullosos estamos de él!


Después, nos contaron que BOSTON  es una ciudad muy antigua, en la que hace muchísimo frío en invierno. Al pasear por sus calles, encontraron un gran contraste entre los edificios pues estaba repleto de edificios antiguos y modernos.


Mientras pasaban tiempo todos en familia, participaron en una actividad que conmemora EL MOTÍN DEL TÉ o  BOSTON TEA PARTY . Así que el papá de nuestro amigo nos explicó que los americanos se enfrentaron a los ingleses como señal de protesta y arrojaron el té que tanto les gustaba a los ingleses a las aguas del puerto de BOSTON. ¡Y toda la familia arrojó también el té al agua! Vaya familia de fortachones, qué diversión.


Tras unos días en esta ciudad, se desplazaron en busca del calor hasta WASHINGTON y allí visitaron la mismísima casa del presidente de EEUU. Además, nuestro compi visitó el MUSEO nacional del AIRE en el que vió miles de aviones y subió a uno. Luego, nos mostraron un OBELISCO gigante que era más alto que un rascacielos. Por último, encontraron nada más y nada menos que una de las arañas de Louise Bourgeois ¡Con este viaje no paran de sorprendernos!

 
Y, finalmente, esta marchosa familia dió fin a su viaje en TORONTO.  Allí volvió el frío y los paseos por calles repletas de edificios antiguos y modernos. Desde luego esta familia no para.


Tras una mañana de lo más interesante, resulta que los muy pillines traían una sorpresa de este viaje tan apasionante: nos traían un cuento del mismísimo BOSTON. Y juntos, en familia, nos contaron una historia que se desarrollaba en el BOSTON PUBLIC GARDEN. ¡Nos ha encantado!



Y sólo podemos decirles, gracias por acordaros de nosotros e invitarnos a participar de vuestra aventura.

 ¡GRACIAS!